6/28/2016

I'm back

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.
¿Tu problema es que tienes un Blog abandonado? Aqui están los motivos de mi (querido) "Silencio".

Va pasando el tiempo, hasta que un día miras y ves que tu última entrada es de hace más de 6 meses. Reflexionas dándote cuenta que tu pequeña hija ha dejado de ser un modelo Ficus, y que en sinergia con su hermano mayor te absorben el tiempo (y el espacio de casa, literalmente).

Lo primero después de tanto tiempo es realizar un update:

Penny, se acerca peligrosamente a los dos años… A esos “””maravillosos”””2 años. Pero lo mejor de estos “””maravillosos””” 2 años de Penny, es que se tratan de la versión femenina… A mí me perdonaréis, pero habiendo vivido la primera adolescencia del hermano mayor, los dos años masculinos, me parecen Coser y cantar.

- Cariño, ¿nos vamos a la calle?
- Si!!!! Pongo la chaqueta rosa.
Cariño, el plumón no. Que estamos a 35ºC grados y te vas a cocer al papillote…
Pongo la chaqueta rosa.
- Pero, y si en lugar de la chaqueta nos ponemos el…
- Pon-go la CHA-QUE-TA ro-sa.
- Pero es que…
- CHAQUETA ROOOOOOSAAAAA!!!!!
- A sus órdenes.


Por su parte Le Petit Terrorist, ya ha superado aquellos “””maravillosos””” dos años, pero es que después del 2 viene el 3. Y donde dije: “la primera adolescencia”, digo: “la primera dictadura”. Los niños de 3 años son fácilmente reconocible por:

A) Se han tragado un transistor
B) El transistor lleva pilas de carga infinitas
C) Cuando no suena el transistor es porque: Roncan o están debajo del agua

Dentro de todo el despliegue lingüístico, en el diccionario triañil existe un verbo de invocación demoníaca. Un verbo que si lo repites tres veces seguidas, como Candyman, hace aparecer demonios. Ese verbo es… [Se oye el sonido de un trueno] “Quiero”.  Si dicen “Quiero X” (sustituir X por lo que se quiera: comer un helado, clavarle las tijeras a mi hermana, hacer un puzzle, disparar flechas a la tele…) tres veces seguidas:

1. Quiero “X”.
2. Quiero “X”.
3. QUIEEEEEEROOOOOO “X”

Los niños triañiles son poseídos por el espíritu de Chucky, mutan a color rojo, se les hinchan todas las venas del cuello, cierran los puños y chillan. Chilla MUY alto.
Tú como padre bregado en el noble arte del Discutir con las paredes (Arguing with the walls) le dices con toda la paz zen mundial en tu interior:

- Cariño, no puedes pintarle los ojos a tu hermana con rotulados permanente.
- Yo quiero pintarle los ojos como hace mami.
- Ya. Pero es que este rotulador no se borra y si le pintas la pupila no me apetece tener que ir a urgencias.
- Quiero pintarle los ojos!
- ¿Y si dibujamos unos ojos en esta hoja y los pintamos?
- No!!! QUIEEEEROOOO PINTAAAARSELOS A EEEELLAAAAAA!!!!

Y mientras grita esta última frase un halo de luz refulge a su alrededor, los pelos se le ponen (más) rubios y en punta y las pequeñas piedras y objetos de la casa empiezan a flotar a su alrededor. Está en modo Super Saiyajin Ascendido (sin pasar por la fase I)



Como decían Los Serrano: 1+1=7. Un niño de 3 años y una de 2 (x 2 por ser niña). Además de sus fases de desarrollo “””maravillosas””” y dictatoriales, hay que tener en cuenta que SON HERMANOS. Por lo que a los potenciales factores detonantes de conflictos de los niños de 2 y 3 años, hay que sumarle las máximas de los de los hermanos:

- ¿¿¿Y yo??? ¡¡¡Yo también!!! La justicia Salomónica es ciega y no entiende ni de sexos ni de edades. Mi hijo va con falda al colegio y mi hija duerme con pijamas de Batman. Además, todo utensilio en casa tiene que estar duplicado, y a poder ser (y sin poder, han de ser) del mismo color.
- Yo no he sido, ha sido él/ella. Donde yo como padre, a pesar de tener un hermano y odiarlo profundamente, me he visto forzado, obligado, arrastrado contra mi voluntad a contestar: “¡Me da igual quién haya sido!”
- ¡¡¡Me ha peeeeegaaaaaadooooo!!! Cual arbrito de Pressing Catch me tengo que interponer entre ellos, porqué les da igual que les estés riñendo. Se van soltando mamporros por donde no miras. Patada por aquí, puñetazo por ahí. Y cuando no miras, la pequeñaja se sube al sofá como si fuesen las cuerdas del ring y se tira en plancha encima del hermano (#Truestory). Riete tú de Batista contra El Enterrador (léanse los nombres como Batttissssta / El Entttterrrrradoor) . El título mundial de WWE peso microbio se disputa en mi salón cada noche a la hora de la Cena.

El hecho de que Batista tenga a su hermano mayor, Pinochet como referencia a veces es un poco esperpéntico. Porque un/a niñ@ de dos años son por defecto monos de imitación, pero si encima tienen un herman@ es como tener Eco en casa: 

- Papi, quiero zumo.
- Quiero zumo, quiero zumo (zumo, umo, umo, umo…)

- Mami, tengo pipi.
- Tengo pipi, tengo pipi (pipi, pipi, pi, pi…)

Obviemante, la corista va TODO el día detrás del cantante en solitario. Y como buena profesional, le hace los coros de ABSOLUTAMENTE TODO: Preguntas-Preguntas, peticiones-peticiones, lloros-lloros, Let it go-Let it go, y eso si, risas-risas (incluso a las 23h después de 2h de cachondeo…).

Por último Dory, ya ha recuperado parte de su memoria en detrimento de algunas dioptrías. Por lo que en Buscando a Dory, sería más Destiny que Dory. Y como Dory o Destiny, es feliz porque ya puede comentar las películas o series con alguien. Una tarde cualquiera de domingo en casa de Cotorrín y Cotorrona es: 

- Mami, pongo una peli, val·l·l·le? (No queráis saber el dominio que tiene con la play)
- Vale hijo. ¿Cuale pones?
- Frozen.
- ¿Frozen? ¿Seguro que no quieres otra? Ya la hemos visto SÓLO tres millones de veces…
- (1) Quiero Frozen.
- Vale, vale. Pon Frozen.
- Mira mami, hielo.
- Si hijo, mucho hielo.
- ¿Qué hacen?
- Cortan el hielo.
- ¿Y para qué cortan el hielo?
- Para venderlo cuando hace calor.
- ¿Y para qué?
- Porque a la gente le gusta la bebida fría. ¿No te gusta el agua con gas fría?
- Sí, me gusta muuuucho el agua con gas fría. ¿Mami?
- ¿Qué, hijo?
- (1) Quiero un vaso con agua con gas.
- Ahora cuando acabé la canción te lo traigo.
- (2) Quiero un vaso con agua con gas.
- Voy…
- Noooooooo!!!!!
- ¿Quéeeeee?
- QUIEEEERO UN HIEEEEELOOOOO!!!
- Aixxxxxx…
[Empieza a sonar de fondo: Born of cold and winter air and mountain rain combining…]

Todo esto antes de acabar el primer minuto, y así hasta el final. Con Frozen, con The Flash, con cualquier cosa que te sientes a ver con él en la tele. A lo que sólo puedo concluir: 

1. God bless subtitles.
2. TEMO el día que se arranque la Corista Batista y se sume al dueto Pinochet-Destiny.